EL VIAJE

RELATO
EPÍLOGO

image

Ávila 1983
Sierra de Gredos

La gente de la residencia se portó muy bien con nosotras, gracias a ellas pudimos visitar lugares que de otra forma no llegaríamos a ver, como la misma Sierra de Gredos. ¿Os acordáis de la ermita, del monumento al macho cabrío, del agua tan fría de aquel río?. ¿Y de ellas, de las personas que conocimos allí, os acordáis?. ¿Os acordáis del Señor que nos llevó a recorrer la Sierra, del Señor que nos invitó a comer gambas al ajillo, y que parecía infatigable a pesar de su edad, del muchacho alemán tan raro, de Gonzalo, el errante enamorado de Isabel…? ¿Te acuerdas Isa?. Íbamos saltando y cantando canciones de la infancia, decididas a espiar a una comunidad hippy que decían que andaban desnudos sin ningún pudor,  (y a la hora de la verdad salimos corriendo, sin llegar a ver nada) cuando de repente oímos el sonido de una flauta, y nos acercamos movidas por la curiosidad. Seguro que tú te acuerdas mucho mejor de aquella primera conversación. Nos regaló una talla que había hecho, y no sé por qué motivo creíste  tener más derecho a quedártela, pero lo cierto es que no ibas desencaminada, pues como te escribió en aquella carta de despedida “que tus amigas no se sientan despreciadas, pero entre las flores del campo, siempre hay una que reluce más”, o algo así.
La verdad es que en aquel entonces, a nosotras no nos pareció para nada un desprecio, sino más bien todo lo contrario, ya que físicamente nos parecía horroroso. Con lo cual nos echamos a reír a carcajada limpia, con todo el derecho que nos daba nuestra edad y nuestras pretensiones y exigencias en cuanto a hombres se refería, sin pensar que con unos años más, podríamos perfectamente habernos enamorado de él.. Sí Isa, en algunos aspectos reconozco tu mayor madurez, pero sólo en algunos. Y tú Celia, no te rías, porque sabes muy bien que es así. Es el paso del tiempo el que nos quita derechos y pretensiones, ofreciéndonos a cambio más tolerancia y resignación para aceptarnos cual tal somos, unos pobres diablos, a pesar de que algunos quieran jugar a ser dioses y volar a Venus en un barco.

FIN

Anuncios

3 comentarios en “EL VIAJE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s